sábado, 21 de septiembre de 2013

DISPUESTO

Si estás dispuesto a hundirte en mi piel
yo seré una esponja para absorberte,
y así cuando te metas en mis poros
puedas viajar a través de mi placer.

Sin fronteras nuestras pieles se volverán una
y nuestro lenguaje de silencio
aullará como el trueno
devolviéndole a la vida sus sonidos.

Si estás dispuesto a morder el sabor de mi pudor
me recostaré sobre ti como una gata
desplegando mi sensualidad
para que la recorras con tu mirada de negras pupilas dilatadas.

Y así cada noche de misterios sin nombre
y así cada luna
esperando,
que vuelva a hacerse la noche
que se construya a partir de nuestros lamentos
y de nuestras risas.
Para acecharnos recorriendo una esquina
del manto estrellado.
Asomándonos al jardín de los placeres.